Directora General de Sepia

Directora General de Sepia

NO es lo mismo tomar un bus que surfear una ola o NO todo investigador es metodólogo

Facebook
Twitter
Google+

Aclaremos: Un investigador es un profesional que aplica un método y lo lleva a feliz término alcanzando el objetivo que se planteó de manera cabal y con buenos resultados, mientras que un metodólogo es un profesional estudioso de los métodos, capaz de orientar cualquier tipo de investigación, de acuerdo al interés del investigador y a la pregunta que éste se plantee.

    Es común en nuestra academia confundir ambos géneros, esto debido a la fuerza con la que el paradigma positivista impuso, casi como único método, el llamado “método científico” o método hipotético deductivo.

Durante décadas se creyó que para investigar bastaba conocer “El método científico” y que aquel que lo dominase pasaba a ser per se  experto en metodología.

    Luego, cuando la visión del modo de hacer ciencia cambió y surgieron nuevos paradigmas, aparecieron otros métodos, más, sin embargo, la actitud de los investigadores fue la misma, se adscribían a un paradigma, lo hacían canónico y toda su experiencia investigativa la orientaban según ese camino, pues en él se sentían cómodos, seguros y confiados.

    Fue así como se hizo creer que el método guiaba la investigación y no al revés, como debe ser.

Entre un investigador y un metodólogo se presenta algo así como la diferencia entre tomar un bus que te lleva por una ruta definida y predecible, y surfear una ola, asunto, este último, que amerita no solo conocimiento de la disciplina sino también entrenamiento y técnica para afrontar las vicisitudes que se presenten.

Esta situación -que perdura hasta hoy en día-ha afectado tanto a la investigación como a los noveles investigadores, quienes, en muchos casos se han visto impelidos, por la autoridad o por las circunstancias, a desarrollar su investigación siguiendo procesos metodológicos incomprensibles, ilógicos y a veces hasta incoherentes, desencadenando el típico stress del investigador, el síndrome Todo Menos Tesis (TMT), el abandono de los estudios en el último de los estadios, o lo que es peor, la acumulación de tesis y trabajos de grados de cuestionable calidad en los anaqueles de nuestras universidades.

    Es por ello que hay que poner tanta atención en este sentido, pues en el momento en que la búsqueda del saber se hace bajo premisas metodológicas reduccionistas y acomodaticias al convenimiento del tutor-investigador y no de la demanda de la pregunta  de investigación,se corre el riesgo de someter al tutorado a un mar de emociones y situaciones incomprensibles, que en el mejor de los casos lo llevarán a ver la culminación de este proceso como un requisito a cumplir, una liberación,y no como un logro que lo reafirma en su rol social como generador de conocimiento.

De modo que la recomendación es: antes de iniciar una investigación someta la pregunta de investigación al análisis y evaluación de un metodólogo; en la medida de lo posible elabore con él el anteproyecto o proyecto y  luego, con la sapiencia de un tutor experto en el tema desarrolle la investigación.

Hágalo así y verá como baja el stress y todo fluye de la mejor manera.

Últimos post

Menú de cierre
×
×

Carrito