La inteligencia bajo lupa

Facebook
Twitter
Google+

En el mundo cada vez más competitivo en el que vivimos, la inteligencia a menudo se utiliza como sinónimo del valor de las personas. Hasta hace muy poco, las pruebas de Cociente Intelectual eran usadas frecuentemente como una herramienta para describir quiénes éramos y a que podíamos aspirar, sin embargo, esta tendencia se ha ido rompiendo. Desde hace un par de décadas han aparecido definiciones de inteligencia que nos permiten ampliar la visión de nuestras propias capacidades y contemplar un rumbo distinto de la educación como se concibe hoy en día.

¿La inteligencia es hereditaria?

En términos de psicometría, una de las obras más controversiales ha sido el libro The Bell Curve, de HM, publicado en 1994. Dicho libro es un estudio de la sociedad americana basado en el coeficiente intelectual en el que se asegura que la inteligenciaes cuantificable y hereditaria, con pocas probabilidades de mejorarla a través de la educación. En pocas palabras, The Bell curve defiende que existe una diferencia estadística en inteligencia entre la raza blanca y la raza negra.

Una visión más amplia de la inteligencia

La noción de una inteligencia cuantificable ha sido muy cuestionada dado el reduccionismo que supone equiparar un número al nivel de inteligencia de una persona. En respuesta a esta problemática, aparece la Teoría de las Inteligencias múltiples del psicólogo Estado Unidense Howard Gardner.

Gardner ofrece un enfoque mucho más amplio  en donde propone valorar múltiples facetas de la inteligencia. Para empezar HG define la inteligencia como “ la habilidad para resolver problemas o para elaborar productos que son de importancia en un contexto cultural o en una comunidad determinada.”, también propone que las capacidades de nuestra mente no forman parte de una sola habilidad llamada inteligencia, sino de muchas que trabajan en paralelo y que, por lo general, son ignoradas o eclipsadas simplemente porque no las valoramos.

HG ha explorado la existencia de muchas inteligencias que sumadas pueden dar un aproximado acerca de la capacidad de cada individuo. En general, propone que la inteligencia no solo es cuantitativa, sino cualitativa.

Dentro de su marco de estudio se definieron 8 inteligencias en total, pero el autor deja abierto el planteamiento de que puedan existir más.

Inteligencia Lingüística  

Está directamente relacionada con el uso del lenguaje hablado y escrito.

Inteligencia Lógico/matemática

Tiene que ver con la habilidad de realizar operaciones mentales que tienen que ver con un sistema formal.

Inteligencia Espacial

Contempla la capacidad de recrear espacios en nuestra imaginación y manipularlos mentalmente. Es una habilidad comúnmente otorgada a arquitectos, fotógrafos, dibujantes y diseñadores. 

Inteligencia Musical 

Involucra el proceso de elaboración y apreciación de la música; sus ritmos y variaciones.

Inteligencia Corporal 

Es la capacidad de unir el cuerpo y la mente para lograr el perfeccionamiento del desempeño físico. Comienza con el control de los movimientos automáticos y voluntarios, avanza hacia el empleo del cuerpo de manera altamente diferenciada y competente.

Inteligencia Intrapersonal

Este tipo de inteligencia tiene que ver con el modo en el que aprendemos a analizar todo aquello que ocurre en nuestra mente, especialmente si son emociones.

Inteligencia Interpersonal

Esta capacidad tiene que ver con la empatía y el modo en el que tenemos éxito al imaginar cuáles son los estados mentales que están ocurriendo en los demás, rápidamente y en tiempo real.

Inteligencia Naturalista

Se describe esencialmente como la capacidad de percibir las relaciones entre las especies y grupos de objetos y personas reconociendo las posibles diferencias o semejanzas entre ellos.

Las inteligencias múltiples en el aula

La idea de que existan más de una inteligencia suscita pasiones y opiniones encontradas no solo en el ámbito académico sino en el área de profesionales de la enseñanza,  “Gardner enfatiza el hecho de que todas las inteligencias son igualmente importantes y, según esto, el problema sería que el sistema escolar vigente no las trata por igual, sino que prioriza las dos primeras de la lista, (la inteligencia lógico -matemática y la inteligencia lingüística).”

Actualmente la decisión de aplicar esta teoría al método de enseñanza ha sido tomada de manera independiente por muchos pedagogos a lo largo de este último par de décadas, y se puede encontrar información con respecto a técnicas y consejos para docentes: en aulaplaneta.com

La teoría de las inteligencias múltiples aún tiene que contar con un constructo científico para ser aceptada de manera unánime, sin embargo, no hay duda que Gardner propone una manera más enriquecedora de valorar nuestras propias fortalezas y esto potencialmente revoluciona la manera en que se imparte el conocimiento.

Últimos post

Menú de cierre
×
×

Carrito